martes, 6 de diciembre de 2016

La sala

De un certero bocado, le arrebató el pincel y ambas quedaron inmóviles. El silencio que reinaba en la sala se hizo ruido de repente. Empezó a notar que le zumbaban los oídos y sintió un leve mareo. Se apoyó como pudo en la mesa. Llevaba una década entre brochas y paletas y creía haberlo visto todo. Siempre silencio, ella, sus herramientas y el trabajo a realizar. Ambiente frío, inerte y luz azul. Ella con movimientos suaves y certeros conseguía dar vida a cada uno de los rostros que maquillaba. Siempre dos cuerpos en la sala. El de ella, joven, esbelto y vital. El otro, hombre o mujer, siempre muerto.

Relato ganador de la 10ª semana del X certamen de Relatos Encadenados de la Cadena Ser, programa La Ventana.

2 comentarios: